PRIMERA ESCUELA MEXICANA DE PODOLOGIA
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Conoce cómo prevenir la Onicomicosis

 
1. DERMATOFITOS

Los dermatofitos es una infección usualmente contagiosa superficial que afecta la piel especialmente la epidermis y sus anexos (uñas y pelo) causada por un grupo de hongos.

El término dermatofito es usado para describir la infección por moho del género, Microsporum, Trychophyton y Epidermophyton.

Trychophytos son los que causan la Onicomicosis estos hongos se penetran en la uña a través de pequeñas erosiones. Al comienzo afecta superficialmente la uña, empezando por el borde lateral o distal, la uña cambia de color pudiendo partirse engrosarse o abombarse, en la parte inferior de la lámina ungueal.

2. LEVADURAS

Las levaduras afectan generalmente a las uñas de las manos produciendo dolor enrojecimiento tumefacción y a veces supuración por la zona de la matriz de la uña y el repliegue. El hongo penetra a través de pequeñas heridas y el contacto prolongado con el agua, es decir primero atacan la parte blanda que rodea la uña, para luego penetrar secundariamente la queratina, las mujeres son las más afectadas.

3. MOHOS NO DERMATOFITOS

Los mohos no dermatofitos, están producidos por hongos saprofitos ambientales oportunistas con poca capacidad queratinolítica, que presentan géneros muy diferentes, algunos tienen una distribución universal, afecta tanto a uñas de las manos como de los pies, sobre todo a las del primer dedo del pie existiendo el antecedente de enfermedad o traumatismo previo de la uña.

La infección se adquiere por contacto con tierra o sustancias vegetales, se ha aislado de zonas tropicales y subtropicales.

Para los tratamientos de la Onicomicosis son algunos factores que deben tomarse en cuenta:

  • Agente causal.
  • Edad y sexo del paciente.
  • Localización (uñas de pies y/o manos).
  • Numero de uñas infectadas.
La duración del tratamiento varía dependiendo del tipo de infección y si ha dañado las uñas de las manos o a las de los pies. Aun cuando parezca que los hongos hayan sido eliminados.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN. RECOMENDACIONES GENERALES

1. Ante todo, mantener una higiene rigurosa con la finalidad de evitar la proliferación de hongos y bacterias.
2. Lavarse las manos y los pies como mínimo dos veces al día y secarlos adecuadamente.
3. Es conveniente utilizar calzado y calcetines apropiados que faciliten la transpiración y ventilación cambiarlos a menudo evitando así el exceso de sudoración y humedad en los pies.
4. No utilizar el calzado varios días seguidos y mantenerlo aireado.
5. No compartir toallas, zapatos, calcetines, tijeras o corta-uñas.
6. Es necesario cortar la parte de la uña dañada o infectada, pero no demasiado corta, dejar crecer 1 o 2 mm máximo el borde libre con el fin de evitar la encarnación.
7. Es importante desinfectar y esterilizar los instrumentos de manicura después de cada utilización.
8. No colocar uñas postizas sobre uñas infectadas por hongos, se han descrito efectos secundarios de tipo de reacciones alérgicas.
9. Consultar siempre al médico o podólogo.
10. Seguir las indicaciones y no automedicarse.